Empezar a invertir con poco dinero

  • por
empezar a invertir con poco dinero ahorrando

Invertir, incluso en cantidades muy pequeñas, puede generar grandes resultados. Aquí tienes 7 maneras en las que puedes empezar a invertir con poco dinero hoy.

Para muchas personas, la palabra «invertir» evoca imágenes de hombres trajeados, monitoreando movimientos de millones de dólares en un teletipo de bolsa.

Estoy aquí para decirte que: No necesitas ser el lobo de Wall Street para empezar a invertir. Es suficiente con ser un ratón de Main Street. Aunque sólo te sobren unos pocos de euros, tu dinero crecerá con el interés compuesto.

La clave para crear riqueza es desarrollar buenos hábitos, como guardar dinero regularmente cada mes. Cambia el café del bar por café hecho en casa y ya puedes estar ahorrando más de 30 euros al mes.

Una vez que tengas un poco de dinero para «jugar», puedes empezar a invertir.

En 2021, puedes conseguir una cita, unas entradas o una pizza con solo dar un par de toques a la pantalla de tu teléfono. Invertir no es diferente. Si puedes automatizar tus facturas, ¿por qué no tus inversiones? Es igual de fácil.

Con una aplicación de comercio de acciones, puedes jugar con un poco de dinero y aprender valiosas lecciones de inversión al mismo tiempo. Esta es la forma de familiarizarse y aprender a perderle el miedo ala palabra inversión.

Con tantas opciones diferentes, invertir para los principiantes es más sencillo y directo que nunca. Pronto verás lo adictivo que puede ser hacer crecer tu dinero.

Aquí hay siete maneras sencillas de empezar a invertir con poco dinero:

Intenta el enfoque del tarro de galletas

El ahorro y la inversión están estrechamente relacionados. Para invertir tu dinero, primero tienes que tenerlo, y sólo hay dos formas de conseguirlo: ahorrarlo o generarlo. Esto te llevará mucho menos tiempo del que piensas, y puedes hacerlo en pasos muy pequeños.

Si nunca has sido un ahorrador, puedes empezar por ahorrar sólo 10 euros cada semana. Puede que no parezca mucho, pero pasado un año son más de 500€.

Intenta poner 10 euros en un sobre, una caja de zapatos, una pequeña caja fuerte, o incluso siguiendo la imagen de este truco, en un bote. Aunque esto pueda parecer una tontería, a menudo es un primer paso necesario. Acostúmbrate a vivir con un poco menos de lo que ganas y guarda los ahorros en un lugar seguro.

Además, ya te digo que tu vida no va a cambiar absolutamente en nada por disponer de 10€ menos cada semana. Y es una forma excelente si quieres probar a empezar a invertir con poco dinero.

Comience con pequeñas cantidades de dinero, y luego aumente a medida que se sienta más cómodo con el proceso. Puede ser cuestión de decidir no ir al McDonald’s o tomar la decisión de no ir al cine, y en su lugar, añadir ese dinero a tu bote.

Ver el artículo  50 tipos de modelos de negocios + Ejemplos reales

Deja que un robot-asesor invierta tu dinero por ti

Los robot-asesores entraron en la escena de la inversión hace una década y hacen que la inversión sea tan simple y accesible como sea posible. No se necesita ninguna experiencia previa en inversiones, ya que los robot asesores eliminan todas las conjeturas de las inversiones.

Estos robots trabajan haciendo algunas preguntas simples para determinar su objetivo y tolerancia al riesgo y luego invierten su dinero en una cartera de acciones y bonos de bajo costo altamente diversificada. Sus algoritmos buscan reequilibrar continuamente su cartera y optimizarla para los impuestos.

No hay una forma más fácil de empezar a invertir a largo plazo. La mayoría de los robot-asesores requieren sólo unos 500 euros o menos para comenzar a invertir y cobran honorarios muy modestos basados en el tamaño de su cuenta. Todos ofrecen planes de inversión automatizados para ayudarle a aumentar su saldo.

Si hay algún inconveniente con los robot-asesores es el costo. Estos inversores automatizados cobran un cargo anual equivalente a un pequeño porcentaje de su saldo. El promedio de la industria es de alrededor del 0,25%. Así que si inviertes 10.000 euros, pagarás 25 euros al año. No es mucho dinero, pero empieza a sumar cuanto mayor se hace tu saldo.

Es importante señalar que las comisiones de los robo-asesores se suman a las comisiones que cobran los fondos cotizados (ETFs) que los robo-asesores compran para formar su cartera. Puede evitar pagar las comisiones de los robo-asesores construyendo su propio portafolio de ETFs o fondos mutuos. Para la gran mayoría de los inversores, sin embargo, eso es mucho trabajo y responsabilidad adicional.

¿El resultado final? Los robo-asesores son baratos y bien valen la pena.

Advertencia: Tengo que advertir que encuentro un riesgo en estos robot asesores. Si el software utilizado se vuelve muy común (si muchos asesores usan el mismo robot) llega incluso a influir en las tendencias del mercado. Los robot-asesores hacen operaciones en milésimas de segundo. Por lo que un indicio que reciba el robot que le lleve a efectuar una compra o una venta puede ser replicado en cientos de cuentas. Sin embargo, no es algo que deba precupar al empezar a invertir con poco dinero.

Empieza a invertir en el mercado de valores con poco dinero

Cuando se trata de invertir en el mercado de valores, el costo es a menudo la barrera de entrada. Se necesita dinero para hacer dinero, ¿verdad?

Ya no. Internet ha hecho fácil para los consumidores empezar con muy poco dinero por adelantado. Eso significa que puedes poner unos pocos euros para familiarizarte con la inversión antes de comprometer cantidades mayores. Es una gran manera de aprender a invertir mientras se pone muy poco dinero en riesgo.

Hoy en día, hay cada vez más opciones que han abierto las puertas a una nueva generación de inversores, permitiéndole comenzar con muy poco dinero y sin cobrar comisiones por ciertas operaciones.

En el pasado, los corredores de bolsa cobraban comisiones de varios euros cada vez que comprabas o vendías acciones. Eso hacía que fuera prohibitivo invertir en una sola acción con menos de cientos o miles de dólares. De hecho, estas nuevas políticas de comisiones han tenido tanto éxito que han interrumpido toda la industria de inversión y han obligado a todos los principales corredores a seguir el ejemplo y dejar de cobrar comisiones de compra y venta.

Ver el artículo  Qué son negocios verdes

Además, la capacidad de invertir en empresas con acciones fraccionadas/parciales es un completo cambio de juego con la inversión. Comprar acciones fraccionadas significa que puedes diversificar tu cartera aún más mientras ahorras dinero.

En lugar de invertir en una acción completa, puedes comprar una fracción de una acción. Si quieres invertir en una acción de alto precio como Tesla, por ejemplo, puedes hacerlo por unos pocos dólares en lugar de pagar el precio de una acción completa, que, mientras escribo esto, es de 355€.

Toquetear el mercado inmobiliario

Lo creas o no, ya no necesitas mucho dinero (o incluso solicitar un crédito) para invertir en bienes raíces. Una nueva categoría de inversión conocida familiarmente como «crowdfunding inmobiliario» hace posible ser dueño de acciones fraccionadas de grandes propiedades comerciales sin el dolor de cabeza de ser un propietario.

Las inversiones inmobiliarias financiadas por el crowdfunding requieren inversiones mínimas más grandes que las anteriores, pero sin llegar a ser prohibitivas (puede ser desde unos 3.000€. También son inversiones más riesgosas porque tu pondrás esos 3.000€ completos en una sola propiedad en lugar de un portafolio diversificado de cientos de inversiones individuales.

La ventaja es que se posee una parte de un activo físico real que no necesariamente está correlacionado con el mercado de valores.

La inversión en bienes raíces a través de una plataforma de crowdfunding conlleva costos que no pagarías si compraras un edificio tú mismo. Pero aquí, las ventajas son obvias: Compartes el costo y el riesgo con otros inversores y no tienes ninguna responsabilidad en el mantenimiento de la propiedad ¡Ni tampoco en el papeleo para comprarla!

Creo que el crowdfunding inmobiliario puede ser una forma interesante de aprender sobre la inversión en bienes raíces comerciales y también de diversificar sus activos. Yo no pondría todo mi dinero en estas plataformas, al igual que tampoco pondría todo mi dinero en adquirir bienes raíces (y mucho menos centrado en una única zona geográfica).

Deje su dinero en fondos de inversión

Los fondos de inversión son títulos de inversión que permiten invertir en una cartera de acciones y bonos con una sola transacción, lo que los hace perfectos para nuevos inversores.

No obstante, de toda la lista, es esta la que menos me gusta. Principalmente porque la rentabilidad es demasiado baja para mi, si a la rentabilidad que ofrece un fondo de inversión restamos la inflación, esta opción se transforma en una hucha en la que tus ahorros no pierden valor.

Otro inconveniente es que muchas compañías de fondos mutuos requieren inversiones mínimas iniciales de entre 500 y 5.000 euros. Si eres un inversionista primerizo con poco dinero para invertir, esos mínimos pueden estar fuera de tu alcance. Pero algunas compañías de fondos de inversión renunciarán a los mínimos de la cuenta si te comprometes a realizar inversiones mensuales automáticas de entre 50 y 100 euros.

Ver el artículo  Proceso de selección de Empleados

La inversión automática es una característica común en las cuentas de fondos mutuos. Es menos común con las cuentas tributables, aunque siempre vale la pena preguntar si está disponible.

Un acuerdo de inversión automática es particularmente conveniente si se puede hacer a través de los ahorros de la nómina. Por lo general, puede establecer una situación de depósito automático a través de su nómina, de manera muy similar a como lo hace con un plan de jubilación o como se retienen sus pagos de IRPF. Sólo tienes que preguntar a tu departamento de recursos humanos cómo hacerlo.

Juega a lo seguro con los valores del Tesoro

No muchos pequeños inversores comienzan su viaje de inversión con valores del Tesoro, pero puede que a ti te guste. Nunca te harás rico con estos valores, pero es una forma bastante segura para aparcar tu dinero -y ganar al menos algo de interés- mientras te preparas para entrar en inversiones de mayor riesgo/rendimiento.

Los valores del Tesoro, también conocidos como bonos, son fáciles de comprar a través de internet.Puedes comprar valores de renta fija con vencimientos de entre 30 días y 30 años en cantidades que permiten incluir esta opción entre las diferentes formas de empezar a invertir con poco dinero.

Desafortunadamente, el resultado de los rendimientos menos la inflación se han acerca cada vez más al 0 desde hace un tiempo. Esto hace que las tesorerías sean principalmente un lugar para guardar dinero en efectivo, en lugar de una manera de hacer crecer tu dinero.

La Mejor: invierte en tus pequeños negocios

La mejor forma de empezar a invertir con poco dinero es invertir en tus propios negocios. Actualmente tienes muchas opciones para comenzar un negocio incluso en crisis. Y lo puedes hacer por menos de lo que piensas.

Crea un pequeño sitio web, lanza pequeñas campañas, invierte un poco en conseguir visibilidad y dedica parte de tu tiempo a trabajar tu contenido o tus redes sociales.

De esta forma obtienes tres ventajas:

  • La rentabilidad de las inversiones en negocios propios son más altas que cualquier otro tipo de inversión.
  • Al hacerlo a pequeña escala te permite probar diferentes negocios y experimentar qué funciona mejor para ti.
  • Obtienes no sólo rentabilidad por tu dinero, sino un conocimiento invaluable de cara a futuro.

Al menos una o dos veces al mes invierto 1.000€ en pequeños proyectos. Con esa inversión contrato redactores que generen contenido para un pequeño sitio web. En plazos de apenas 5 o 6 meses una inversión de estas puede estar generándome unos 100€ extras cada mes. No todos funcionan, pero a largo plazo, las buenas ideas compensan las malas.

Resumen

Hay muchas maneras de empezar a invertir con poco dinero, hay muchas herramientas online y basadas en aplicaciones que lo hacen más fácil que nunca. Todo lo que tienes que hacer es empezar por algo. Siempre es mejor algo bien hecho hoy que algo perfecto hecho mañana.

Una vez que empiezas, se vuelve más y más fácil. Lo harás parte de tu zona de confort… y tu futuro yo te lo agradecerá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.